Igual que hace dos años, cuando el presidente de la República, Juan Manuel Santos y el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, plantaron un árbol, volvieron a participar en un acto por la paz juntos, encendiendo en la mañana la llama por la paz en el Centro de Memoria Histórica.
" >
Bogotá

Presidente Santos y el alcalde Petro encendieron la llama por la paz

Igual que hace dos años, cuando el presidente de la República, Juan Manuel Santos y el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, plantaron un árbol, volvieron a participar en un acto por la paz juntos, encendiendo en la mañana la llama por la paz en el Centro de Memoria Histórica.
El acto simbólico, consistió en la presencia de diferentes comunidades étnicas y religiosas quienes pasaron una antorcha a ambos mandatarios para que encendieran la llama que estará hasta que haya un acuerdo final en el proceso de paz en La Habana.
Frente al Centro de Memoria se llevó a cabo la concentración de varias personas para iniciar la Marcha por la Paz, que inició a las 8:00 a.m., y finalizó cuando ambos mandatarios encendieron la llama.
El presidente Santos, se refirió a distintos temas, como la prórroga del cese a los bombardeos aéreos, la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas que se hará en Panamá y los temas que tratará en esta cumbre.
“Llevamos la propuesta de crear un centro interamericano de educación, así como existe un Centro Panamericano de la Salud, para que a través de la educación, podamos ser un continente más equitativo y con menos pobreza”, afirmó el mandatario.
Por otro lado, el alcalde Gustavo Petro, resaltó la movilización ciudadana en el país. “Es un esfuerzo conjunto, estatal y ciudadano que tiene que llegar a que todas las víctimas se dignifiquen y se reparen, por otra parte a que ya no hayan más víctimas de la violencia. Esa es la paz”, dijo el burgomaestre.
Una de las participantes de este evento fue Clara Rojas, quien destacó la inclusión que se está dando a las víctimas y ella, en su calidad de víctima directa del conflicto (fue secuestrada por las Farc en 2002), afirmó: “Tenemos mucha fe y esperanza, en prender una llama, esperando que el proceso salga bien y algunos esperamos que la llama siga viva después de la firma, porque lo que se viene es el gran reto”.
Además de Clara Rojas y Piedad Córdoba, también participaron los embajadores de Francia, Jean-Marc Laforêt y de Bolivia, Mario Carvajal, varios representantes indígenas, niños y funcionarios distritales.
Colombia marchó por las víctimas
“Nadie puede estar en contra de la paz, porque es la única que podrá darle fin a la fábrica de víctimas que tiene el país, por eso tenemos que marchar”. Con esas palabras el presidente de la República, Juan Manuel Santos, inició la marcha con la que se cumplió el Día Nacional por la Memoria y Solidaridad de las Víctimas, que partió desde el Monumento de los Héroes Caídos en la Calle 26 y finalizó en el Parque Simón Bolívar.
Muy temprano el presidente Santos llegó a la Plazoleta de los Héroes acompañado de su esposa María Clemencia, sus hijos Martín y María Antonia, y todo su gabinete ministerial, quienes se unieron en este día de clamores de paz y solidaridad para todos aquellos colombianos que han perdido sus vidas, las de sus familiares o han tenido que cambiar radicalmente su historia a causa del conflicto armado.
Junto a ellos cientos de colombianos que ignoraron las nubes grises también se dieron cita en el monumento frente al Ministerio de Defensa, desde donde vestidos de blanco partieron junto al mandatario y sus ministros convencidos de que el sol alumbraría, no solo para este día, sino para la vida de todos los que en algún momento perdieron la esperanza.
Desde varios puntos de la Calle 26 (la avenida que conduce al Aeropuerto), especialmente en su cruce con la Carrera 19 (en el Centro Memoria) y en su cruce con la Carrera 60, partieron colombianos solidarios, conscientes de que los 47 millones de colombianos han sido víctimas de la guerra que lleva más de medio siglo vigente.
Entre ellos marchó el reconocido ‘Profesor Moncayo’, quien así como en 2007 cuando inició una caminata de más de mil kilómetros pidiendo la liberación de su hijo, hoy lo hizo por la memoria de todos aquellos secuestrados que nunca pudieron reencontrarse con sus familias, y por las mujeres, hombres y niños que jamás pudieron volver a ver los rostros de sus seres amados.
Así mismo, centenas de héroes de la Patria que a causa del conflicto armado y de las minas plantadas en las selvas colombianas han perdido alguna de sus extremidades o su visión, se unieron a este clamor e ignorando sus condiciones decidieron también marchar, por ellos como víctimas, por sus familias que también son víctimas y por sus compañeros que no corrieron con la ‘suerte’ de ellos y no sobrevivieron a los ataques.
En sillas de ruedas, con muletas y bastones éstos miembros de la Fuerza Pública quisieron unirse a esta movilización, para mostrar que el único modo de conseguir la paz es la reconciliación, no solo con sus victimarios sino con su propia realidad. Por ello todos marcharon, convirtiéndose en el símbolo más grande de esperanza y perseverancia que necesita el país.
En medio de odas y cantos de “Colombia quiere paz”, “Solo los delincuentes no quieren la paz”, “Yo creo y quiero la paz”, los colombianos, entre políticos, personalidades, miembros de la farándula, víctimas, victimarios arrepentidos y la sociedad civil, marcharon para mostrarle al mundo, y a aquellos compatriotas que aún quieren la guerra, que el país no quiere más víctimas, que harán todo por honrar a las que fueron y por impedir que la cifra aumente.

El Colombiano – Colprensa

Tags: , , ,
Ubicada en Bogotá · abril 9, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD