*
Red Deportiva

Caterine Ibargüen, iniciará en Doha la defensa del título en la Liga Diamante

La Liga de Diamante arrancará este viernes en Doha, primera de las 14 etapas del principal circuito del calendario anual de atletismo, aunque en esta temporada los deportistas tendrán la vista puesta en los Juegos de Rio, que comenzarán en apenas tres meses.

Un total de unos 80 medallistas olímpicos competirán en Doha con el fin de iniciar con buen pie una temporada que tendrá en Rio su punto culminante.

En total participarán ocho oros olímpicos y más de 40 atletas con medallas mundialistas.

Mucha de la atención se centrará en los atletas kenianos, unos 30 en Doha, de los que ocho de ellos participarán en los 1.500 metros masculinos.

Entre ellos Asbel Kiprop, campeón olímpico de la distancia en 2008 y tres veces oro mundialista, Elijah Manangoi y Silas Kiplagat, que además utilizarán la prueba de Catar para los ‘trials’ de selección de su país.

Kiprop, que posee la mejor marca de la temporada en la distancia, ya ha anunciado que su objetivo para este año es el oro olímpico en Rio.

En los 3.000 obstáculos, los también kenianos Ezekiel Kemboi y Conseslus Kipruto, rivales y compañeros de entrenamiento, se presentan como los favoritos a la victoria.

En categoría femenina, en los 100 metros participará la holandesa Dafne Schippers, recientemente medalla de plata en los 60 m en el Mundial en pista cubierta, y la jamaicana Veronica Campbell-Brown, oro en Atenas-2004 y Pekín-2008 en los 200 m.

Caterine Ibargüen, la atleta-prodigio del atletismo colombiano y dominadora absoluta del triple salto desde el año 2013, iniciará en la ciudad catarí la defensa de su título en la Liga de Diamante.

La kazaja Olga Rypakova, oro en triple salto en Londres-2012, también compite en Doha, al igual que la venezolana Yulimar Rojas, la sorprendente campeona mundial en pista cubierta en marzo en Portland.

Otra de las estrellas que participarán en la primera gran cita de la temporada al aire libre será el estadounidense LaShawn Merritt, que competirá en los 400 m contra sus compatriotas Tony McQuay y David Verburg.

Fuera de la pista, los focos estarán en el estadounidense Christian Taylor, favorito en el triple salto, que tendrá en el francés Teddy Tamgho a uno de sus principales rivales.

El año pasado, el parisino se rompió el tendón de Aquiles en Doha en su reaparición tras una sanción por no presentarse a un control antidopaje.

– Merritt regresa tras su trasplante de riñón –

El estadounidense Aries Merritt, oro en Londres en los 110 m vallas, regresará también a la competición tras someterse a un trasplante de riñón el año pasado, buscando la forma para obtener un billete para Rio.

Entre las estrellas locales, el saltado de altura Mutaz Barshim tratará de confirmarse como una de las principales bazas de medalla de su país en Rio, al igual que Abdelalelah Haroun, que fue plata en los 400 m en el pasado mundial indoor.

La Liga de Diamante echa a andar en momentos en los que el atletismo está golpeado por las acusaciones de dopaje. En Catar no estarán los atletas rusos, excluidos de la competiciones internacionales tras descubrirse un programa de dopaje “patrocinado por el Estado”.

En Doha está para presenciar la reunión Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional (IAAF), que en un mes decidirá el levantamniento o no de las sanciones contra el atletismo ruso, que podría quedarse fuera de Rio.

En una conferencia de prensa este jueves, Coe deseó que el atletismo pueda resultar más “entretenido” para captar más la atención de los jóvenes, siguiendo modelos como los de la NBA de básquet o los deportes de invierno.

“Tenemos que hacer que nuestro deporte sea más entretenido y más innovador para los jóvenes, teniendo en cuenta la rapidez con la que siguen los eventos”, explicó Coe, abriendo la puerta a cambiar el formato de los Juegos Olímpicos y los Mundiales en el futuro.

“Nuestra actividad es el atletismo, pero nuestro negocio es el entretenimiento”, subrayó.

Ubicada en Red Deportiva · Mayo 6, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD