*
Red Deportiva

Gustavo Costas, el arquitecto de la octava estrella de Independiente Santa Fe

Foto: Fan Page Independiente Santa Fe

Llegó en mitad de año en medio de la polémica y de un título perdido ante Atlético Nacional en Bogotá. Muchos no le tenían fe, pero su hoja de vida ilusionaba a los hinchas del cuadro Cardenal.

Se trata de Gustavo Costas (51 años) oriundo de Buenos Aires que comenzó como jugador de Racing, sufrió descensos pero también levantó copas (Supercopa Sudamericana e Interamericana en 1988).

Como entrenador arrancó en el club de sus amores (desde niño fue recogebolas de Racing), no tuvo una buena temporada y se fue a Perú donde fue campeón con Alianza Lima dos años seguidos (2003 y 2004).

Llegó a Cerro Porteño en 2005 y lo sacó campeón de entrada. No tuvo fortuna en los torneos continentales, pero durante los dos años en Paraguay fue protagonista.

Volvió a Perú, pero no tuvo fortuna con Alianza Lima y se fue para Arabia Saudita a compartir su conocimiento en un país donde el fútbol se mueve más por el dinero que por el talento.

En 2012 llegó a Ecuador, el reto era importante porque arrivó a un grande que tenía una larga sequía de títulos. En el primer torneo que jugó, se coronó campeón con Barcelona de Ecuador.

Con tres títulos en diferentes países dirigiendo equipos grandes, obligados siempre a ser campeones, llegó a Independiente Santa Fe. Terminó primero en la tabla de la Liga, jugó dos finales y se quedó con una. Que significó la octava estrella para la camiseta y un trofeo para la vitrina Cardenal.

Armó un equipo competitivo, con grandes jugadores. Que desde el comienzo se perfiló como uno de los favoritos al título. Hoy más que merecido, bajó de la tribuna el popular: “De la mano de Gustavo Costas”…

Ubicada en Red Deportiva · Diciembre 22, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD