Cultura

Adiós a Maqroll el Gaviero: buen viento y buena mar

El colombiano Álvaro Mutis, uno de los escritores hispanoamericanos más importantes y creador de ese singular personaje que es Maqroll el Gaivero, recibió el último adiós en Ciudad de México, donde falleció a los 90 años tras vivir allí más de medio siglo.

La viuda de Mutis, Carmen Miracle, recibió el pésame de los familiares y amigos que acudieron a la velación en la exclusiva zona de Jardines del Pedregal, al sur de la capital mexicana, entre estos Mercedes Barcha, esposa de su gran amigo Gabriel García Márquez.

García Márquez, de 86 años, ha limitado al máximo sus apariciones y declaraciones en público por motivos de salud.

El cuerpo de Mutis fue cremado el lunes a las 18:00 horas de México, las mismas de Colombia (23:00 GMT), sin la presencia de algunos de sus hijos que viven en Colombia y en otros países, dijo en el velorio uno de los familiares del autor.

El presidente del Consejo Nacional para la Cultura, Rafael Tovar, dijo que pudo conversar con la esposa de García Márquez y que ambos “están muy afectados porque es una amistad de toda una vida, carreras y vidas paralelas, familias unidas y dos parejas que fueron entrañables”.

Entre las numerosas distinciones de Mutis, poeta, novelista y periodista, destacan el premio Cervantes en 2001 -máximo reconocimiento a escritores españoles e hispanoamericanos-, el premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1997 y la Legión de Honor del gobierno francés en 2003.

Amigos escritores

Por su parte, José Emilio Pacheco, de 74 años, recordó la “gran capacidad de despertar entusiasmo por lecturas” que generaba Mutis entre sus “discípulos” mexicanos, entre los que citó a Fernando del Paso (“Noticias del imperio”, 1987).

“Durante mucho tiempo fuimos muy amigos. Más (una relación de) amigo-discípulo. Nos invitaba a comer, porque éramos muy pobres, al poeta Francisco Cervantes, a Ignacio Solares y a mí. Fue una persona fundamental para mi vida. Yo lo considero un maestro”, dijo Pacheco, ganador también del premio Cervantes en 2010.

Mutis “fue un gran escritor, un gran amigo, un colombiano de México, extraordinario poeta, quizá más conocido en su última etapa por sus extraordinarias novelas como ‘La nieve del almirante’, título que él sacó de un menú; era un postre y le pareció que era muy buen título para algo épico”, dijo en el velorio el escritor mexicano Juan Villoro.

El Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2012 comentó entre lágrimas que tenía una cita este martes con Mutis en su casa. “Eso quedará para un whisky en el otro mundo”, añadió Villoro.

Mario Rey, un profesor de literatura colombiano que trabaja en la Universidad Nacional Autónoma de México y que visitó a Mutis en su casa hace dos semanas, dijo que el escritor “pensaba regresar a Colombia, hacer un último viaje”.

Rey dijo que sabía que Mutis había hecho un pacto con su hermano Leopoldo, que consistía en que las cenizas de ambos serían arrojadas en el río que pasa al lado de la finca de Colombia en la que vivieron de pequeños. Las cenizas de Leopoldo Mutis, según Rey, ya fueron arrojadas a ese río.

Tags: , , , ,
Ubicada en Cultura · septiembre 24, 2013 · Comments (0)

PUBLICIDAD