*
Cultura

El cine colombiano: un duro camino al Óscar

Ciro Guerra, director de El abrazo de la serpiente - AFP

El cine colombiano ha vivido históricamente en la oscuridad, con pequeñas luces como “La estrategia del caracol” o “Soñar no cuesta nada”, una realidad que ha ido cambiando progresivamente hasta ver este año su culmen con la nominación a los Óscar de “El abrazo de la serpiente”.

El crecimiento exponencial ha llevado a que 36 cintas colombianas se estrenen este año, un éxito que en buena medida se debe a la renovación de la temática y el lenguaje cinematográfico en el séptimo arte del país, pero también a los apoyos y estímulos gubernamentales.

La superación del lenguaje y los temas que hasta ahora marcaban el cine colombiano tiene mucho que ver con los nuevos nombres que emergen como Ciro Guerra, director de “El abrazo de la serpiente”, o César Acevedo, autor de “La tierra y la sombra”.

Acevedo consiguió la “Cámara de Oro” en el Festival de Cannes con una apuesta que ejemplifica el nuevo cine, un lenguaje innovador y más cercano al cine francés que además aborda un tema como el de las penurias en las zonas rurales de Colombia que escasamente habían aparecido en las pantallas del país.

Apuesta arriesgada y valiente

Un paso aún más allá dio Guerra, con una cinta rodada en blanco y negro que además fue grabada en lenguas indígenas.

En su filme también da espacio a una visión novedosa, como él mismo reconoció tras recibir la nominación al Óscar a la mejor película en lengua no inglesa, ya que son los pueblos indígenas los que muestran desde su perspectiva la selva amazónica.

Uno de los cambios más notables ha sido la creación del Fondo de Desarrollo Cinematográfico (FDC), un instrumento de financiación que se nutre del dinero procedente de la contribución parafiscal creada por la ley 814 de 2003 para lograr que los recursos generados por el cine vuelvan al mismo sector.

Sin embargo, el gran lunar en la industria sigue siendo el acceso de la audiencia a sus películas, ya que los colombianos y los distribuidores mantienen una cierta distancia con respecto a su cine.

Tal y como explicó la productora de “El abrazo de la serpiente”, Cristina Gallego, esta cinta se estrenó en 26 salas, mientras que la última edición de la saga “Rápidos y furiosos” (Fast & Furious 7) lo hizo en 730 salas de Estados Unidos.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Cultura · enero 15, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD