*
Cultura

Histórica proclama por la libertad en la Santamaría

Por José Luis García

Si hubiese sido una manifestación por el fútbol habrían estado presentes Carlos “el Pibe” Valderrama, Romario, Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Falcao García y James Rodríguez, entre algunos de los mejores futbolistas del mundo.

Pero fue una manifestación por la libertad, la democracia y las corridas de toros, por lo que los protagonistas fueron César Rincón -líder del plantón en la Plaza de la Santamaría de Bogotá-, Julián López “el Juli”, José María Manzanares, Curro Vásquez, Miguel Ángel Perera, Iván Fandiño, Sebastián Castela y Luis Bolívar, entre algunos de los mejores toreros del mundo.

Fue una verdadera manifestación histórica la que se vivió el miércoles en la capital colombiana, que fue convocada por el maestro Rincón para promover la libertad, la democracia, el derecho de las minorías, el cumplimiento de la ley y los preceptos constitucionales y, por supuesto, en defensa de la tauromaquia y las corridas de toros.

Como se sabe, el alcalde Gustavo Petro prohibió la actividad taurina en Bogotá desde hace tres años, infringiendo la Ley 916 de 2004 (Reglamento Nacional Taurino), que él mismo aprobó cuando era congresistas, y diferentes sentencias de la Corte Constitucional.

La reunión de taurinos sin precedentes fue propiciada por la huelga de hambre que adelantaron durante tres meses 14 jóvenes novilleros a las puertas cerradas de la Plaza de la Santamaría, con el fin de exigir su derecho al trabajo, al libre desarrollo de la personalidad y a la libre determinación.

Proclama libertaria por la tauromaquia

En el plantón se promulgó una proclama escrita por el columnista y cronista taurino Antonio Caballero, en la que se hizo una profunda defensa de la libertad, el derecho de las minorias y la tauromaquia, sustentada en las tradiciones culturales, rituales y artísticas de nuestros pueblos.

“Es esta última modalidad de acoso la que nos tiene reunidos hoy aquí, ante esta plaza de toros de Santamaría arbitrariamente clausurada por el capricho de un alcalde, que lo justifica en nombre de la estrecha aritmética que le dio el triunfo electoral”, dice uno de los apartes del libertario manifiesto taurino concebido por Caballero.

El manifiesto sostiene que “no se trata únicamente de reclamar el derecho a asistir como espectadores a las corridas de toros. Se trata también de defender el derecho a elegir el propio oficio. En este caso, la profesión de torero, como lo desean estos jóvenes novilleros que llevan meses acampando frente a las puertas cerradas de la plaza de toros, como refugiados de una guerra”.

Y prosigue: “O como lo hicieron estas figuras del toreo venidas de España, México y Francia, y por supuesto también de Colombia, para acompañarlos en persona en una manifestación de solidaridad con ellos y de coherencia con sus propias vidas. Estamos aquí, en suma,  para exigir la libertad. La libertad de expresión. La libertad de elección. La libertad del placer. Contenidas todas en el eterno sueño libertario que es la prohibición de prohibir”.

Al final, los cerca de mil asistentes a la explanada de la entrada principal de la Santamaría, entre aficionados, toreros, novilleros, ganaderos, empresarios y periodistas, suscribieron de hecho y simbólicamente este Manifiesto que, como lo precisa Caballero, “es un Manifiesto para hombres libres”.

Tags: , , ,
Ubicada en Cultura · Noviembre 13, 2014 · Comments (0)

PUBLICIDAD