Macondo, el mundo imaginario del nobel colombiano Gabriel García Márquez, ha abierto al público las puertas de su pabellón de invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en donde cada visitante podrá dejarse seducir por el pueblo de "Cien años de soledad".
" >
Cultura

La magia de Macondo abre sus puertas en la Feria del Libro de Bogotá

Foto José Luis García

Macondo, el mundo imaginario del nobel colombiano Gabriel García Márquez, ha abierto al público las puertas de su pabellón de invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en donde cada visitante podrá dejarse seducir por el pueblo de “Cien años de soledad”.

Con una imponente pared blanca cubierta por un mapa de Macondo, el pabellón da la bienvenida a quienes buscan sumergirse en el realismo mágico de Gabo, que para esta exposición tuvo como curadores a la escritora colombiana Piedad Bonnet; el director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello, y el académico Ariel Castillo Mier, experto en la obra del nobel.

“Antes de García Márquez nuestro mundo era tan reciente que las cosas carecían de nombre y para nombrarlas había que señalarlas con el dedo. Ahora, gracias a la empresa laboriosa del Adán de Aracataca, disponemos de un universo poblado por la palabra que interpreta su historia…”, señala un texto de los curadores que hace un juego de palabras con el comienzo de “Cien años de Soledad”.

En el mapa imaginario se puede ver Macondo rodeado en sus costados por la ciénaga y la sierra que José Arcadio Buendía atravesó para fundar el pueblo, mientras que el norte lo baña el mar Caribe y en el sur están los pantanos.

A su alrededor aparecen otros lugares míticos de la literatura universal, tales como la Comala de Juan Rulfo; el condado de Yoknapatawpha, de William Faulkner; La Mancha de El Quijote; el Lejano Oriente, y “La ciudad de los 32 campanarios”, entre otros.

Los pescaditos de oro del coronel

También están señalados los pescaditos de oro que fabricaba en su taller el coronel Aureliano Buendía, el galeón español, el tren amarillo que llegaba a Macondo y “que no traía ni se llevaba a nadie”, el acordeón de la música vallenata, los gallos de pelea, escenas de las batallas de la Guerra de los Mil Días y de la masacre de las bananeras, entre muchos otros iconos de la novela.

El centro del pabellón es “La gallera”, pues aunque los gallos de pelea estaban prohibidos en Macondo, fue tras una riña de estos animales que se produjo el trágico episodio en el que José Arcadio Buendía asesina a Prudencio Aguilar, cuyo fantasma luego lo atormenta, lo que lleva al protagonista a irse de sul pueblo y fundar la mítica aldea.

El pabellón honorífico también rescata la faceta de periodista y cineasta que Gabriel García Márquez desarrolló en diferentes partes del mundo con la exposición “Gabriel el viajero”.

La muestra incluye fragmentos de su paso como reportero por los diarios El Espectador, El Universal, la revista caraqueña Momento, la agencia cubana de noticias Prensa Latina y una edición especial de “Cien años de soledad” publicada en 2007 con motivo del IV Congreso de la Lengua Española.

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Cultura · abril 23, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD