*
Cultura

La Plaza de Acho cumple 250 años de historia

Plaza de Nimes - AFP

Levantada en el municipio limeño del Rímac, la Plaza de toros de Acho, la más antigua de América y la tercera más longeva del mundo, cumple este sábado 250 años sin saber quién organizará la feria de su cuarto de milenio y con la urgencia de restaurar sus instalaciones y el barrio que lo rodea para recuperar su grandeza.

El coso fue inaugurado el 30 de enero de 1766 durante el virreinato de Manuel de Amat y Juniet y solo las plazas españolas de “La ancianita” de Béjar (1667), en Salamanca, y “La Misericordia” (1764), en Zaragoza, son más antiguas que Acho.

El cartel de aquella primera corrida estaba compuesto por Pisi, Gallipavo y Maestro de España, los primeros de una larga lista de figuras mundiales que pasaron por su ruedo, como Juan Belmonte, Manuel Rodríguez “Manolete”, Antonio Ordóñez, Manuel Benítez “El Cordobés”, Francisco Rivera “Paquirri”, Julián López Escobar “El Juli” y Enrique Ponce.

El coso limeño se consagró con el tiempo como la más importante de las 56 plazas de toros que existen en Perú, un país con una larga tradición taurina en la que se celebran alrededor de 600 festejos taurinos al año, especialmente en la costa y en los Andes.

Monumentos histórico y patrimonio cultural

Acho experimentó una remodelación en 1945 que amplió su aforo de los 7.000 hasta los 13.000 espectadores que alberga en la actualidad y fue declarada monumento histórico nacional en 1972 y patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco en 1991 por formar parte del casco histórico de la capital peruana.

A los pies del cerro San Cristóbal, apu (señor) tutelar de Lima para sus culturas prehispánicas, Acho debe su nombre por estar originalmente en el “hacho”, un lugar elevado desde donde se vislumbraba el puerto del Callao, algo imposible en la actualidad por los edificios que la rodean.

Situada en la ribera derecha del río Rímac, Acho persiste en medio de la degradación del barrio colonial del mismo nombre, marginado del circuito turístico que transcurre a pocos metros en el otro lado del río, donde está la catedral y el Palacio de Gobierno.

En la actualidad Acho solo abre sus puertas para celebrar la tradicional feria del Señor de Milagros, que se realiza en los cuatro domingos del mes de noviembre y cuyo último ganador fue el peruano Andrés Roca Rey, uno de los jóvenes valores más boyantes de la tauromaquia mundial.

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Cultura · enero 29, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD