En el 500 aniversario de la Reforma de Lutero, el Museo Thyssen de Madrid propone un recorrido a través de siete cuadros de su colección permanente, desde "Santa Casilda", de Zurbarán, hasta "Jesús entre doctores", de Durero, para contextualizar el movimiento luterano y su influencia en el arte.
" >
Cultura

“Lutero y la Reforma”, un recorrido en el Thyssen por el arte protestante

San Serapio, de Zurbarán - AFP

En el 500 aniversario de la Reforma de Lutero, el Museo Thyssen de Madrid propone un recorrido a través de siete cuadros de su colección permanente, desde “Santa Casilda”, de Zurbarán, hasta “Jesús entre doctores”, de Durero, para contextualizar el movimiento luterano y su influencia en el arte.

“El legado del reformador va mucho más allá de las reformas dentro de la iglesia”, subrayó este lunes en la presentación de esta selección pictórica Peter Tempel, embajador de Alemania, institución que ha colaborado junto a la Fundación Goethe en la creación de este itinerario en el 500 aniversario de la Reforma protestante.

El desarrollo de la política, la ciencia y el arte, según Tempel, también fueron de la mano de la revolución que Martin Lutero (1483-1546) inició el 31 de octubre de 1517 con sus 95 tesis contra el negocio de las indulgencias y otras prácticas de la iglesia católica, que tuvieron gran difusión por la recién nacida imprenta.

“Lutero y la Reforma” pretende ilustrar, a través de siete obras de la colección permanente del museo, los hitos de la Reforma, su influencia en el arte del Renacimiento en las siguientes décadas, así como los antecedentes que propiciaron los diferentes estilos y temáticas entre los artistas católicos y los protestantes.

Porque antes de la Reforma religiosa que se extendería a la sociedad y a la política, el pintor alemán Alberto Durero (1471-1528), el mayor representante del Renacimiento en el norte de Europa, inició su propia “reforma” artística, obsesionado en apartarse de las convenciones pictóricas que imperaban desde la Edad Media.

Durero también se convirtió en uno de los primeros aliados de la Reforma, y en el cuadro “Jesús entre los doctores”, de 1506, se empieza a apreciar el cambio artístico que vendría en adelante, llevando las figuras a primer plano y abogando por la armonía de los colores y las formas.

Con EFE

Tags: , , , ,
Ubicada en Cultura · septiembre 18, 2017 · Comments (0)

PUBLICIDAD