*
Noticias en Red

Eurocopa: Italia comienza firme e Ibrahimovic pasa en blanco

Foto AFP

Gerard Piqué, con un gran gol de cabeza, rescató a España en Toulouse y le dio tres puntos que hicieron justicia al juego de La Roja en la cuarta jornada de la Eurocopa, en la que Italia se deshizo con firmeza de Bélgica (2-0) y Zlatan Ibrahimovic, la estrella de Suecia, no lució como de él se esperaba y no pudo impedir el empate (1-1) ante Irlanda.

Resolvió Piqué con un preciso cabezazo en el área pequeña cuando el tiempo ya se consumía (minuto 87). Había merecido España anotar antes, pero se encontró con un rival, la República Checa, muy cerrada. Un muro difícil de derribar.

El defensa del Barcelona, discutido por algún sector de la afición española, es insustituible en el equipo de Vicente del Bosque, en el que forma, junto a Sergio Ramos, posiblemente, la mejor pareja de centrales de la Eurocopa.

Ante la timorata República Checa, Piqué aprovechó un servicio perfecto de Andres Iniesta, el otro hombre del partido. El centrocampista dio un recital. Controles, regates, pases al hueco. No escondió nada de su gran repertorio, al que puso la guinda con el excelso centro a la testa de su compañero de equipo y de selección.

Empate sueco y triunfo italiano

De otro lado, en el Estadio de Francia, en Saint Denis, un gol en propia meta de Ciaran Clark impidió el triunfo de Irlanda ante Suecia en un combate en el que no lució la estrella de Zlatan Ibrahimovic y en el que el corazón y la garra expuesta por los irlandeses no fue suficiente para que se hiciesen con el triunfo.

Fue de las botas de Ibrahimovic, sin embargo, de las que partió el esférico que llegó al área pequeña de Darren Randolph con la mala suerte de Clark, cuyo remate de cabeza terminó con el balón en su puerta. El tanto, en el minuto 71, igualaba el de Wes Hoolahan en el 48.

Cerró la jornada el encuentro disputado en Lyon entre Italia y Bélgica (2-0). Los goles de Emanuele Giaccherini en el minuto 32 y de Graziano Pellè en el 93 dejaron en evidencia a una selección belga de la que se esperaba mucho más y a la que muchos conceden la condición de una de las favoritas para hacerse con el título.

No lo demostró en Lyon. Italia, una vez más, sacó su oficio a relucir y, después de anotar el 1-0, supo llevar el partido a donde quería, ante la impotencia de los dirigidos por Marc Wilmots, que, no obstante, tuvieron alguna ocasión para empatar antes de que Pellé sentenciase, pero carecieron de decisión para ir a por el encuentro desde el pitido inicial.

Con EFE (Jenaro Lorente)

Tags: , , ,
Ubicada en Noticias en Red · junio 13, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD