Paraguay, base principal de las misiones jesuitas en Sudamérica y donde un obispo se convirtió en presidente en 2008, recibió este viernes al papa Francisco bajo la lluvia, pero en un clima de euforia y fiesta con tradiciones guaraníes.
" >
Internacional

Clima festivo en Paraguay con la presencia del papa Francisco

Recibimiento al papa Francisco en Paraguay - AFP

Paraguay, base principal de las misiones jesuitas en Sudamérica y donde un obispo se convirtió en presidente en 2008, recibió este viernes al papa Francisco bajo la lluvia, pero en un clima de euforia y fiesta con tradiciones guaraníes.

“Papa Francisco bienvenido al Paraguay”, entonaron con guitarras y arpas un grupo de 51 reclusas de una hacinada cárcel de mujeres de Asunción, donde el pontífice se detuvo cuatro minutos tras su arribo al país en un acto ajeno a la agenda oficial.

El pontífice fue recibido por el presidente paraguayo, Horacio Cartes, quien le esperaba al pie de la escalerilla bajo una ligera lluvia y con quien se dirigió hasta el palco oficial preparado para el evento.

Sin paraguas, el papa Francisco descendió del avión que lo trajo desde la ciudad boliviana de Santa Cruz hasta Asunción, en la última escala de una gira sudamericana que lo llevó a Ecuador y Bolivia.

Dejad que los niños vengan a mí

El pontífice arribó al aeropuerto Silvio Pettirossi, aledaño a Asunción, y antes de subir al papamóvil para trasladarse hasta la capital, un coro de 200 niños de escuelas públicas entonó canciones típicas para luego dar pie a una ceremonia laica con bailarines sobre la pista.

Enérgico y risueño, el papa recibió con afecto los abrazos espontáneos de niñas y hasta bailarines que aprovecharon su cercanía para tocarlo, al igual que niños minusválidos.

El papa de 78 años lucía descansado tras realizar su sexto vuelo desde el domingo pasado cuando salió de Roma, en lo que es su noveno viaje al exterior y el segundo a América Latina, después de visitar Brasil en 2014.

Al menos 60.000 jóvenes formaron un cordón humano de más de 10 km tomados de la mano a lo largo de la vía que recorrió Francisco hasta la Nunciatura, donde se alojará, para luego dirigirse al Palacio de López, sede de la presidencia, donde se espera que ofrezca un discurso protocolar.

El domingo Francisco visitará el Bañado Norte, uno de los barrios pobres de Asunción colindantes con el río Paraguay, y luego presidirá una misa en Ñu Guasú, el mayor parque del Gran Asunción, uno de sus últimos actos antes de cerrar su estancia en el país suramericano.

Con EFE y AFP

Tags: ,
Ubicada en Internacional · julio 10, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD