El papa Francisco elogió la belleza de Bolivia y los esfuerzos que han realizado sus gobernantes para incluir a todas las minorías en las diferentes áreas, durante el discurso a su llegada al aeropuerto de El Alto, donde fue recibido por el presidente Evo Morales.
" >
Internacional

El papa llega a Bolivia y destaca su belleza

Evo Morales y el papa Francisco - AFP

El papa Francisco elogió la belleza de Bolivia y los esfuerzos que han realizado sus gobernantes para incluir a todas las minorías en las diferentes áreas, durante el discurso a su llegada al aeropuerto de El Alto, donde fue recibido por el presidente Evo Morales.

Francisco se dijo “alegre” por haber llegado a una nación “que se dice a sí misma pacifista, y que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz”.

El pontífice, que llegaba de Ecuador, primera etapa de su viaje por Latinoamérica, destacó que Bolivia está “dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país”.

Y valoró que “cuenta con una Constitución que reconoce los derechos de los individuos, de las minorías, del medioambiente, y con unas instituciones sensibles a estas realidades”.

Castellano convive con 36 idiomas originales

“Cuánta alegría nos da saber que el castellano traído a estas tierras hoy convive con 36 idiomas originarios, amalgamándose, como lo hacen en las flores nacionales de kantuta y patujú el rojo y el amarillo, para dar belleza y unidad en lo diverso”, explicó.

Elogió la “singular belleza” de Bolivia, un país, dijo, “bendecido por Dios en sus diferentes zonas: el altiplano, los valles, las tierras amazónicas, los desiertos, los incomparables lagos”.

El papa recordó el preámbulo de la Constitución boliviana en la que de manera poética se hace referencia a esta belleza natural, pero sobre todo remarcó “que es una tierra bendecida en sus gentes, con su variada realidad cultural y étnica, que constituye una gran riqueza y un llamado permanente al respeto mutuo y al diálogo de los pueblos originarios milenarios y pueblos originarios contemporáneos”.

Para concluir confió su visita al amparo de la Santísima Virgen de Copacabana, le pidió que proteja a todos sus hijos y se despidió con el tradicional “Jallalla Bolivia”, (Viva Bolivia, en el idioma quechua y aymara).

Con EFE

Tags: ,
Ubicada en Internacional · julio 8, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD