*
Internacional

Odio racial y violencia policial motivaron matanza de Dallas

Casa de Micah Xavier Johnson, francotirador de Dallas - AFP

Las autoridades de EE.UU. indicaron que el principal sospechoso de la matanza de Dallas (Texas), en la que murieron cinco policías, era un veterano de guerra que estuvo motivado por las recientes muertes de afroamericanos a manos de la Policía y el deseo de matar a “policías blancos”.

“El sospechoso dijo que estaba enfadado con la gente blanca, especialmente con los policías blancos. El sospechoso declaró que no estaba afiliado a ningún grupo e indicó que hizo esto por sí solo”, anunció este viernes en una rueda de prensa el jefe de la Policía de Dallas, David Brown, convertido en uno de los rostros de la tragedia.

El principal sospechoso, identificado como Micah Xavier Johnson, un afroamericano de 25 años, murió tras el ataque mientras se mantenía atrincherado en un estacionamiento debido a la explosión de una bomba que la Policía envió cerca de él adosada a un robot.

Fuentes del Pentágono indicaron que Johnson estuvo destacado entre noviembre de 2013 y julio de 2014 en Afganistán con el Ejército de EE.UU., y entre marzo de 2009 y abril de 2015 formó parte de la reserva del Ejército estadounidense, donde figuraba como especialista en actividades de carpintería y albañilería.

Un único agresor

Según The New York Times, Johnson es el único agresor que disparó un arma en el ataque que comenzó la noche del jueves durante una protesta contra la violencia policial que se desarrollaba pacíficamente en el centro de Dallas y que ha dejado cinco agentes muertos y nueve heridos, incluidos siete policías.

El ataque se produjo cuando manifestantes, al igual que ocurría en otras grandes ciudades de EE.UU. como Nueva York, Los Ángeles o Atlanta, protestaban por los últimos incidentes de violencia policial con tintes raciales registrados en el país.

En concreto, la protesta respondía a la muerte de Alton Sterling, un hombre negro al que dos policías blancos dispararon el martes a quemarropa cuando lo tenían sometido en el suelo en Baton Rouge (Luisiana), y del joven Philando Castile, muerto el miércoles en Falcon Heights (Minesota) al que un policía que lo detuvo en su vehículo por una infracción de tráfico le disparó.

En reacción a la tragedia, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha declarado cuatro días de luto y ha ordenado poner banderas a media asta, mientras que los virtuales candidatos a la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, suspendieron sus actos de campaña previstos para este viernes.

Con EFE

Tags: , , ,
Ubicada en Internacional · Julio 8, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD