París se despidió este lunes de los miles de candados que colgaban de forma anárquica de las barandillas del Pont des Arts (Puente de las Artes), símbolo del amor para unos y del vandalismo para otros.
" >
Internacional

París se despide de los “candados del amor”

Foto AFP

París se despidió este lunes de los miles de candados que colgaban de forma anárquica de las barandillas del Pont des Arts (Puente de las Artes), símbolo del amor para unos y del vandalismo para otros.

Bajo la mirada curiosa de varias decenas de turistas decepcionados por no poder acceder al puente, los obreros de la ciudad de París empezaron a cortar a golpe de sierra eléctrica los 37 paneles que protegen las barandillas.

Serán sustituidos por paneles transparentes que se están realizando a medida y que se colocarán a partir de octubre en el puente.

El ayuntamiento de la capital francesa tomó esta decisión después de que el pasado junio una de las rejas de la barandilla cediera ante el peso de los cerrojos, algo que supone un peligro tanto para los paseantes del puente como para los barcos que navegan por debajo.

La retirada de los candados no fue tan bien acogida por parte de los turistas, para quienes “los candados del Pont des Arts son un emblema símbolo de París y del amor y es triste que ya no se puedan poner” según dijo Joaquín, un turista español que visita la ciudad por segunda vez.

“Tengo ganas de ti”

No se conoce muy bien el origen de esta tradición que prolifera en muchas capitales, aunque en París se puso de moda en el año 2008 a raíz de la novela “Ho voglia di te” (“Tengo ganas de ti”), de Federico Moccia, en la que los personajes principales colocaban un cerrojo en el “Ponte Milvio” de Roma.

Si bien ya no quedan cerrojos en el Pont des Arts, el resto de puentes de la ciudad están empezando a “llenarse de amor”, así como algunas farolas y bancos.

A partir de ahora los candados se retirarán de forma sistemática de todas las partes de la ciudad y el ayuntamiento de París se plantea la posibilidad de prohibir esta práctica y sancionar a aquellos que sigan colgando sus candados en la ciudad.

El puente estará cerrado al público por motivos de seguridad durante toda esta semana, tiempo que los obreros aprovecharán para acabar de quitar el resto de candados y colocar unos nuevos paneles artísticos, que ocuparán el puente hasta otoño.

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Internacional · junio 1, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD