*
Internacional

Peculiar romance de ministro francés y su profesora

El ministro francés de Economía, Emmanuel Macron - AFP

Una semana después de presentar su propio “movimiento político”, el ministro francés de Economía y figura política en ascenso, Emmanuel Macron, ha revelado detalles sobre su peculiar historia de amor con su profesora de lengua en el instituto y actual esposa, Brigitte, dos décadas mayor que él.

Extremadamente discreta hasta ahora con los medios de comunicación, es Brigitte quien asume en “Paris Match” el papel de narradora del romance entre el ministro más popular del Gobierno, de 38 años, y su mujer, de 57 y abuela de siete nietos.

“El mundo del poder es despiadado. Estar casada con un político no es fácil de gestionar”, comenta Brigitte Macron sobre su matrimonio con su antiguo alumno, el hijo de dos médicos al que conoció cuando él tenía 17 años y con el que se casó en 2007, cuando ejercía como inspector general de Finanzas.

La boda supuso la consolidación del amor de una pareja “cómplice y atípica”, según la describe la revista del corazón más reputada de Francia.

Desde el liceo

Emmanuel Macron y Brigitte -que utilizaba entonces su apellido de casada, Trogneux- se habían conocido en el liceo La Providence de la localidad natal de ambos, Amiens, donde el primer vínculo entre la profesora de letras y el “pequeño genio” llegó a través del teatro.

Ante la gran capacidad intelectual del joven, su profesora le sugirió que fuera a París a estudiar en el prestigioso liceo Henri IV, escuela de los premios Nobel de Literatura Jean-Paul Sartre y Patrick Modiano, del escritor español Jorge Semprún o el arzobispo de París, el cardenal André Armand Vingt-Trois, entre otros.

“No rompimos la conexión. Al contrario, se volvió muy pasional. Y a los 17 años Emmanuel se declaró: ‘Haga lo que haga, me casaré con usted’, dijo”, comenta su esposa.

Macron cumplió su palabra y tras finalizar una excelente carrera académica (Escuela Normal Superior, diploma de filosofía, Instituto de Estudios Políticos de París y Escuela Nacional de Administración), regresó para casarse con su amada.

“El amor se lo llevó todo a su paso y me llevó al divorcio. Imposible resistirse. Lo esencial era preservar a los míos, que aceptaron los cambios radicales”, repasa ella.

Con EFE

Tags: , ,
Ubicada en Internacional · Abril 14, 2016 · Comments (0)

PUBLICIDAD