Katmandú despide a sus muertos por el terremoto del sábado, mientras cientos de miles de personas se marchan de la devastada capital de Nepal, adonde llegan, sin embargo, nepalíes de todo el país y aquellos que viven en el exterior y quieren saber qué ha pasado con sus familiares.
" >
Noticias en Red

Millares de personas huyen de Katmandú

Foto AFP

Katmandú despide a sus muertos por el terremoto del sábado, mientras cientos de miles de personas se marchan de la devastada capital de Nepal, adonde llegan, sin embargo, nepalíes de todo el país y aquellos que viven en el exterior y quieren saber qué ha pasado con sus familiares.

En el Aarya Ghat, un lugar santo bajo el cobijo del agrietado templo al dios hindú Shiva, las piras funerarias no se detienen como tampoco lo hacen los llantos y el dolor por la pérdida de familiares.

El Gobierno mantiene la cifra de algo más de 5.000 muertos y más de 10.000 heridos como balance de la catástrofe, aunque Katmandú comienza a prepararse para conocer lo que ha sucedido en el resto de Nepal a medida que se van recuperando las comunicaciones por carretera.

El Gobierno de Nepal ha reconocido que todavía no puede precisar la magnitud de la catástrofe ni el número de muertos por la falta de acceso a pueblos remotos, aunque comienzan a salir datos como el de 450.000 desplazados y casi 95.000 infraestructuras dañadas.

“No somos capaces de evaluar la situación, ya que pueblos enteros han resultado dañados en zonas remotas. No sabemos cuánta gente había en los pueblos cuando se produjo el sismo”, declaró el portavoz del Ministerio del Interior nepalí, Laxmi Prasad Dhakal.

Al límite los hospitales

Los hospitales de Katmandú se encuentran al límite de su capacidad, mientras continúan llegando heridos desde otros distritos del país.

La ONU calcula que se requieren 415 millones de dólares en los próximos tres meses para la ayuda más urgente a los damnificados, que incluye alojamiento temporal, agua, alimentos y atención médica.

El Gobierno nepalí ha admitido que necesita cerca de medio millón de tiendas de campaña y apenas 4.700 ya han sido distribuidas.

Mientras unos huyen de Katmandú y otros intentan llegar a la capital, los aviones que llegan desde fuera traen la angustia y el temor de cientos de nepalíes que regresan al país para comprobar qué les espera en sus casas.

El terremoto no sólo costó miles de vidas, sino también parte de la herencia cultural de Nepal, al dañar la práctica totalidad de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los templos y monumentos históricos derrumbados o en ruinas en la emblemática plaza Bashantapur Durbar de la capital reflejan el desastre.

Con EFE

Tags: ,
Ubicada en Noticias en Red · abril 29, 2015 · Comments (0)

PUBLICIDAD